Jul
23

Te mostramos las calas más espectaculares de Roche

Un año más llegan las vacaciones, y finalmente podremos disfrutar de las maravillosas Calas de Roche. Enclavadas en la provincia de Cádiz, entre Conil y Chiclana y junto a la elitista Urbanización Roche, encontramos este lugar de ensueño donde poder dejar atrás todo el estrés acumulado del año.

Cala Urbanización Roche

“Cala Urbanización Roche”

Hace unos años, se trataba de un paraje completamente natural donde solamente los privilegiados que las conocían podían disfrutar de sus tranquilas playas en verano. Hoy en día, son muchas familias de España y del extranjero las que acuden a este lugar para pasar el verano, por lo que actualmente están algo más concurridas, sobre todo durante todo el periodo estival. La verdad es que también ha mejorado mucho el acceso a las calas de Roche, antiguamente algunas de estas playas eran prácticamente inaccesibles…  había que descender literalmente por acantilados escarpados de rocas y solo algunos valientes conseguían llegar a estas playas.  En los últimos años se han ido restaurando uno a uno los accesos a las Calas, por lo que actualmente muchas de ellas cuentan con pasarelas de madera y barandillas que nos permiten entrar sin problemas. De hecho niños y personas mayores podrán acceder al mar simplemente bajando unas escaleras. En cualquier caso, merece la pena también hacer una visita a las calas de Roche en los periodos menos frecuentados abril-mayo y septiembre-octubre, para poder disfrutar de este paraje de una manera mucho más relajada.

Si ya veraneamos en Cádiz, sabréis a que nos referimos cuando se habla de viento de levante o de poniente, pero si algo tiene Cadiz es viento… Bueno pues las calas de Roche son el lugar idóneo para resguardarse en los días de Levante. La verdad que muchos optan por quedarse en la piscina cuando salta Levante, pero que sepamos que estas playas son una opción muy socorrida. El inconveniente será la afluencia de gente que acude a las Calas los días de viento. ¡Hoy en día ya son muchos los que conocen este secreto!

 

Las Calas de Roche

Viniendo de Conil de la Frontera hasta la Urbanización de Roche por la carretera paralela a la costa, una vez pasado el Puerto de Conil, Cabo Roche y su famoso Faro, encontraremos las Calas de Roche en el siguiente orden: Cala del Faro, Cala Tio Juan Medina, Cala del Pato, Cala del Frailecillo, Cala del Aspero y Cala Encendida.

Cala-del-Aspero-Roche

“Cala del Aspero Roche”

 

Cala-del-Pato-Roche

“Cala del Pato Roche”

 

Cala-Encendida-Roche

“Cala del Encendida Roche”

 

Por qué VISITAR LAS CALAS DE ROCHE

Son muchos los argumentos por los cuales visitar las Calas de Roche, aunque sin lugar a dudas, es algo que debemos comprobar en persona… Ya desde el acceso, y por el camino del acantilado comprobamos que este lugar tiene algo especial…

Rodeadas por maravillosos pinares, accedemos a las Calas de Roche disfrutando una flora completamente particular donde crecen enebros, palmitos, genistas y jaras pero de un modo especial. Los fuertes vientos del poniente y de levante hacen que estos arbustos desarrollen formas horizontales y alargadas. Hasta algunos pinos crecen acompañando las corrientes del viento, como si de un capricho de la naturaleza se tratara. La fauna que encontraremos en esta zona es también algo a considerar. Debido a la ubicación estratégica de las Calas de Roche justo enfrente del gran continente Africano, son muchas las aves que tienen en las calas de Roche parada obligatoria como parte de sus movimientos migratorios, como por ejemplo la espectacular espátula común. Su fauna marina es también de bastante interés, de hecho actualmente se están realizando diversos estudios para crear en este paraje una reserva marina.  En la parte de arriba del acantilado, veremos tierras arcillosas, pero desde abajo apreciaremos las majestuosas rocas que protegen las Calas de Roche como si de un tesoro se tratara. 

Las playas son de fina arena, como es habitual en la costa gaditana, y el agua fresca y cristalina. El olor a sal y a mar impregnará también todos tus sentidos. Y por último, como no hablar de la luz… es lo que da la chispa a toda esta maravilla. Dos momentos en el día dejarán este lugar clavado en tu memoria, la primera hora de la mañana y los maravillosos atardeceres. La verdad, es que disfrutar de un atardecer en las calas de Roche es realmente algo único e inolvidable.

 

ALOJARSE EN ROCHE

Si estamos alojados en algún casa de alquiler en la Urbanización Roche, podemos ir a las calas andando perfectamente, de hecho, algunos de los chalets de Roche están ubicados justo encima de Cala Encendida. Del mismo modo, si estamos alojados en el Hotel Ilunion Calas de Conil, encontraremos la Cala del Aspero justo de frente. Otra opción muy agradable es ir a las calas en bicicleta. La verdad que son muchas las familias alojadas en la Urbanización Roche que acuden a darse un baño a las calas  en bici, no solo por la comodidad para desplazarse, sino por disfrutar del camino que comunica las calas por encima del acantilado. Si acudimos a las Calas de Roche en coche, tenemos varias opciones aparcar, por un lado podemos dejar el coche en la misma carretera que une la Urbanización Roche con Conil de la Frontera, ahí existen cuatro zonas habilitadas para aparcar. Generalmente en verano encontraremos algunos aparcacoches que nos ayudarán a acceder desde la carretera.  Otra opción sería aparcar justo delante del Hotel Ilunion Calas de Conil.

Hemos de recordar que las calas de Roche tienen un tamaño relativamente reducido, por lo que si tenemos pensado pasar el día y queremos disfrutar de un sitio bueno merece la pena madrugar algo. De esta forma, nos garantizaremos también un aparcamiento cercano.

Además, si acudimos a pasar el día, no podemos olvidar algún refresco o aperitivo, ya que estas playas no disponen de ningún chiringuito. Eso sí, mucho cuidado con los plásticos, papeles, etc… Todos tenemos que cuidar este maravilloso paraje y para ello se han instalado papeleras y contenedores para depositar toda la basura.

Una vez llegados a las calas podremos disfrutar de un maravilloso día de playa e incluso hacer una pequeña excursión paseando por el acantilado. Cuidado al movernos entre las calas, puesto que en Cádiz las mareas son muy fuertes por lo que si nos despistamos un rato, es posible que tengamos que volver nadando el recorrido que hemos hecho andando.

Por cierto, no os asustéis si escucháis a una persona en voz alta al grito de “¡Los pasteles, los pasteles, pa los culitos gordos!”  Gracias a Dios, es algo que sucede muy esporádicamente, pero de vez en cuando el humor gaditano rompe la tranquilidad en las calas a cambio de disfrutar de un dulce en la playa.

Esperamos que este post haya sido de interés, y no dudéis en dejar un comentario para resolver cualquier duda sobre las Calas de Roche.